Actualización De Green Cats De 2018: Calificando Las Empresas De Aceite De Palma Y Soja En Las Políticas Forestales Y La Transparencia

INTRODUCCIÓN

Desde 2015, Forest Heroes ha evaluado la acción de las empresas en sus esfuerzos por adherirse a las normas y políticas de deforestación en los sectores del aceite de palma y la soja en todo el mundo por medio de nuestro informe «Green Cats». En las regiones donde habitan los últimos tigres en libertad en peligro de extinción ―a menudo en zonas solapadas con las de producción de aceite de palma― y en los hábitats donde viven jaguares amenazados y donde se produce soja, analizamos las acciones de las compañías mediante el examen de datos disponibles públicamente a fin de detectar brechas entre las políticas y los progresos. Al comparar la producción de aceite de palma y de soja ―que se encuentran en la encrucijada de la producción de alimentos, la deforestación y el cambio climático― hemos podido determinar cuáles son las empresas que están avanzando hacia el logro de políticas reconocidas a nivel mundial para reducir su impacto en la deforestación.La actualización de 2018 de Green Cats ―que incluye una parte sobre la producción de aceite de palma, Green Tigers, y otra acerca de la producción de soja, Green Jaguars― ha añadido una empresa más a nuestro análisis sobre el aceite de palma, con lo que hay un total de 22 empresas, y dos empresas más a nuestro análisis de la soja, sumando un total de 7 empresas.

Desde 2013, un número cada vez mayor de las principales empresas de productos agrícolas básicos del mundo se han comprometido a abordar los efectos de la deforestación que se producen en las cadenas de suministro asociadas con los productos agrícolas básicos que producen, refinan, transportan y venden. Cientos de empresas han firmado compromisos para evitar la deforestación, detener la destrucción de turberas ricas en carbono y poner fin a la explotación laboral, unas políticas que suelen denominarse de «No Deforestación, No Destrucción de Turberas, No Explotación» (NDPE, por sus siglas en inglés). La actualización de 2018 del informe Green Cats evalúa estas políticas de NDPE junto con el enfoque de cada gigante del sector de los productos agrícolas básicos hacia la transparencia y trazabilidad de sus productos agrícolas asociados con la deforestación, la destrucción de turberas y la explotación laboral.

En realidad, tales políticas de NDPE son comunes. En Brasil, el 49 % del comercio de soja del país está cubierto por algún tipo de compromiso de deforestación cero. Y en Indonesia y Malasia, las compañías con ese tipo de políticas operan una capacidad de refinación de 53,2 millones de toneladas métricas por año, lo que equivale al 74 % de la capacidad total de esos dos países.

Pero estas políticas y compromisos empresariales requieren acciones en forma de programas que demuestren el progreso en el mundo real. Las empresas que se han comprometido a abordar la deforestación en sus cadenas de suministro deben ser transparentes a fin de demostrar que sus cadenas están exentas de deforestación, conversión de turberas o explotación laboral desde «el campo hasta la mesa».

En 2018 vimos que las empresas pueden hacer frente a los impactos de su cadena de suministro cuando son transparentes al respecto y publican información sobre la trazabilidad de sus respectivas cadenas de suministro.
Por un lado, sabemos que la producción sudamericana de soja está fuertemente concentrada en cuatro empresas: Archer Daniel Midlands, Bunge, Cargill y Louis Dreyfus. Una quinta empresa, la brasileña Grupo André Maggi, es también un actor destacado, y ahora el gigante agrícola chino COFCO también ha entrado en el mercado brasileño.
Por otra parte, el mercado del aceite de palma del sudeste asiático está mucho más fragmentado, con 30 empresas que gestionan cada una un banco de tierras de entre cien mil y un millón de hectáreas, en su mayor parte repartidas por esa región.

Nuestra actualización Green Cats 2018 compara estas industrias de forma paralela y, cuando resulta posible, ajusta la metodología para tener en cuenta aspectos específicos de la producción y la situación geográfica de las industrias.

Por último, la tendencia clave de la actualización de 2018 del informe Green Cats es que la transparencia de la cadena de suministro crea visibilidad tanto para las partes interesadas como para las empresas, lo que permite mitigar los riesgos y reducir la deforestación. Las empresas solo pueden manejar sus riesgos de deforestación, conversión de turberas y explotación laboral si miden y hacen un seguimiento de manera transparente de sus cadenas de suministro mediante la trazabilidad.

METODOLOGÍA DEL INFORME GREEN CATS

La actualización de 2018 del informe Green Cats utilizó como fuentes de información exclusivas los sitios web de las compañías y los principales portales de noticias. De esta manera, la actualización de 2018 refleja cómo desea presentarse ante el público cada empresa y el trabajo de los periodistas de investigación.

La actualización del informe Green Cats se llevó a cabo en octubre de 2018. Todos los análisis se cotejaron varias veces con el sitio web de cada empresa. Los datos se recopilaron y puntuaron utilizando la misma metodología que en Green Cats 2016. De esa manera, pueden compararse fácilmente los resultados de los informes de ambos años. Este análisis comparado permite otorgar una puntuación que indica una mejora o una reducción objetiva en relación con los criterios públicos entre 2016 y 2018.

La metodología utilizada en el informe Green Cats para dar una puntuación a cada empresa puede consultarse (en inglés) aquí. Esa metodología utiliza criterios similares que otras organizaciones como SPOTT, Supply-Change, CDP y Chain Reaction Research, que también realizan calificaciones de empresas.

La metodología del informe Green Cats incluye criterios que las propias empresas utilizan para presentar su información públicamente. Por ejemplo, ahora es común que las empresas publiquen sus datos acerca de la cadena de suministro, demostrando la trazabilidad desde el campo hasta el molino. Estos paneles corporativos permiten que las empresas se hagan responsables de sus impactos ambientales y sociales, y que demuestren su compromiso con sus políticas de NDPE.

CONCLUSIONES SOBRE EL ACEITE DE PALMA EN 2017-2018

La actualización de 2018 del informe Green Cats mostró que las quince primeras empresas obtuvieron mejores resultados en materia de transparencia que las siete últimas. La transparencia de las cadenas de suministro es la diferencia clave entre las empresas mejor y peor calificadas.

De hecho, la empresa que más ha mejorado (Olam) lo ha hecho en gran medida gracias al aumento de su puntuación en transparencia y trazabilidad.

Tres de las empresas con mayor puntuación, Agropalma, Daabon y Musim Mas, son también miembros del Grupo de Innovación en el Aceite de Palma (o Palm Oil Innovation Group), una iniciativa puntera de múltiples partes interesadas que promueve prácticas responsables de producción de aceite de palma que integran la innovación empresarial con la participación de las partes interesadas. Dicho grupo exige a sus empresas miembros que sus políticas e impactos sean auditados por un tercero independiente. Esta auditoría hace posible que expertos externos revisen las políticas de una empresa y evalúen sus impactos, y proporciona una oportunidad para que la propia empresa evalúe su desempeño entre períodos de auditoría para mostrar de qué manera puede disminuir sus impactos ambientales y sociales negativos.

Las empresas con la puntuación más baja ―Eagle High Plantations, Triputra Agro, Sampoerna Agro y Anglo-Eastern Plantations― obtuvieron menos de una quinta parte de la puntuación de las que obtuvieron la puntuación más alta debido a que carecen de políticas normativas propias en materia de NDPE y no ofrecen suficiente transparencia y trazabilidad. Estas empresas con la puntuación más baja se quedan atrás en relación con las prácticas comerciales normales entre las empresas del sector.

Tabla: Calificaciones del Sector de la Palma

Empresa

Calificación 2018

Calificación 2016

85.5

73.5

77

74.5

76

76

73.5

56

 73

77

72

43.5

71.5

71

69

42

66.5

70.5

66.5

61.5

66

58.5

63.5

68.5

62.5

53.5

58

58

56.5

51

54

50.5

39

30

18

18

13

22.5

9

12

4

17

1

No Calificado

CONCLUSIONES SOBRE LA SOJA EN 2017-2018

La actualización de 2018 del informe Green Cats evaluó a siete empresas, entre las cuales ADM obtuvo la puntuación más alta, que ha mejorado significativamente su perfil desde 2016. Si bien Bunge tuvo un impulso considerable, la compañía que más mejoró fue Louis Dreyfus, que anunció su innovadora política de compras en su cadena de suministro.

En relación con varios criterios importantes, ninguna empresa sojera logró todos los puntos, incluyendo el tema de la trazabilidad de los productos de soja desde el campo hasta el molino. Aunque ADM ha dado los primeros pasos para corregir esto, al igual que sus competidores no ha elaborado un plan público para que sus productos puedan ser rastreados por todos sus agricultores ―ya sean directos o indirectos― y por todas las fábricas con las que tiene relaciones comerciales. El mercado de la soja presenta un desfase aún mayor entre las políticas a las que se han comprometido sus empresas y su ejecución y transparencia.

Tabla: Calificaciones del Sector de la Soja

Empresa

Calificación 2018

Calificación 2016

68

50

50.5

27

43.5

6

34.5

31

26.5

No Calificado

24

No Calificado

20

14

COMPARACIÓN ENTRE EL ACEITE DE PALMA Y LA SOJA

La elaboración de políticas sólidas de NDPE en el sector de la soja va muy a la zaga respecto a compromisos similares en el sector del aceite de palma. Nuestra evaluación otorgó a la empresa media del sector del aceite de palma el 58 % de los puntos disponibles, mientras que la empresa sojera media obtuvo una puntuación un tercio menor que la compañía media de aceite de palma.

La razón de esa diferencia puede deberse a razones de transparencia y trazabilidad. Las empresas sojeras han tardado mucho más en revelar sus molinos, proveedores y agricultores directos e indirectos. Esa falta de divulgación de información ha hecho que sea mucho más difícil para las empresas apoyar de forma transparente sus políticas de NDPE.

Por otro lado, la industria de la soja ha superado al sector del aceite de palma en el apoyo a los pequeños productores y ha tenido menos casos de acaparamiento de tierras, que es lo que sucede cuando una empresa agrícola o un gobierno toma tierras de una comunidad local o de pequeños agricultores, por lo general sin proporcionarles a cambio una compensación justa o incluso amenazando a personas.

La soja y el aceite de palma son similares. En lo tocante al impacto real sobre los bosques, el clima y las comunidades, los compromisos de las empresas en materia de NDPE son un muy buen comienzo, pero solo llevan parcialmente hacia las reducciones posibles con políticas amplias y aplicadas con seriedad. La transparencia y la trazabilidad son las únicas vías para que estas empresas rindan cuentas.